miércoles, 16 de marzo de 2011

Intruso.

Hola, ciertamente no soy el que debería estar escribiendo aquí, y no se si a la propietaria del bloc le gustara que lo haga, pero supongo que en el caso de que no quiera tener otro recuerdo mio, cosa que comprendo, lo borrara sin mas, increíble ventaja que tienen los archivos informáticos, pero el problema es que yo no puedo hacer lo mismo con mis sentimientos, no vengo a decirte nada, ahora lo mejor es que no nos digamos nada y dejemos que lo que sentimos no atraiga o nos aleje, vengo simplemente a escribirte algo bonito.
¿Por que?
Porque mis sentimientos me lo dictaron.

Esta es la historia de un niño, un niño con una mente alejada de la realidad, con su propio pasaporte para poder volar a cualquier lugar sin ninguna restrinción, ¿el motivo de esa apatía al mundo?... sera por la discriminación que sufre por su complexión física.... sera porque es diferente sin más... sera porque sus padres querían una hija... no sabe lo que sera. Pero le da igual, en su mundo es un caballero que lucha contra monstruos para salvar a su amada o un héroe apunto de salvar el mundo. Aunque no todo es tan bonito como en su cabeza se plantea en la vida real no tiene princesa, las chicas no hablan con él, en la vida real no es ningún héroe y ademas para él, el mundo real no tiene salvación. En el mundo real solo hay personas sin ninguna bondad, todos serian villanos, cada patada, cada empujón, cada humillación en publico, un paso más lejos esta este niño de querer vivir en ese mundo, y cuando alguien no quiere vivir en este mundo solo tiene una salida para ir a otro, una salida por la puerta de atrás, por donde nadie debería salir, pero en este mundo hay fuertes y débiles ¿no?. No hay sitio para un chico que no le gusta jugar al fútbol, y le guste leer o dibujar, ¿por que?, simple lo diferente es malo, puede ser peligroso o simplemente es inferior, él es solo uno, contra un instituto o un colegio, cuando se marche sin un billete de vuelta a su mundo de fantasía... diremos que es por culpa de la sociedad, nos despreocuparemos y volveremos a nuestro mundo de fantasía también llamado realidad.

Esta era una reflexión sobre "Ben X".

En esta vida no estoy seguro de nada, tengo 17 años y muchas dudas, de en que consiste esto de vivir pero tengo claro que mi fin es la felicidad, ¿la mía? ¿la tuya? ¿la suya?...
Digamos que la felicidad absoluta, que tu felicidad sea mi felicidad, que su felicidad sea tu felicidad y que mi felicidad sea su felicidad. Como un circulo vicioso, ¿que utópico no? bueno nadie dice que mis metas sean para alcanzarlas, con acercarme seria feliz. Para ello haría falta un amor entre todos, un equilibrio dentro de este desequilibrio global aunque solo sean participantes de este equilibrio unas pocas personas, no hacen falta muchas personas para mi felicidad utópica, pero tu si.

Esto es lo mejor que puedo explicar lo que siento ahora mismo.

Pd: Lo siento por las faltas ortográficas.