viernes, 30 de enero de 2015

El ciclo de la felicidad

Odio que no entendamos que la vida está en la felicidad y que la felicidad está en una sonrisa. Nos obcecamos en dejarla escapar porque estamos demasiado ocupados y cuando echamos la vista atrás, nos apenamos por todo lo que hemos perdido. Por eso odio el parpadear de los semáforos, odio el doble sentido y el punto muerto. Odio la necesidad de necesitar pero lo quiero porque lo ansío. Por eso, al fin y al cabo, odio que no podamos entender que la libertad siempre está aquí, tan cerca como tu mente quiera ser libre. Y a veces la libertad, la puedes encontrar en una sonrisa que proviene de la felicidad de estar llena de vida.