jueves, 4 de agosto de 2011

27 de Enero



Todos nos sentimos perdidos como gotas de agua en la lluvia. Nos aferramos a estupidas cosas que nos hacen recordar. Cada día se convierte en una batalla por sobrevivir, el mundo se está volviendo loco y nosotros, de brazos cruzados, no dejamos de mirar el reloj.
No paramos de mirar el reloj. Intentamos desplegar las alas rumbo a casa o a otro lugar, suplicamos porque no haya sorpresas.
Nos duele el dolor del vecino pero no hacemos nada. Soldados controlan calles y nosotros perdemos el tiempo, solos, no podemos dejarlos ir.
Abrir los ojos depende de tí, vuela si quieres lejos de mí pero sé libre. Sacude mis huesos de nuevo, otra agitación no romperá este esqueleto. Tú tratas de mentirme, yo de no ser engañada. Cada día es un circo.
Empezó casi como un juego, se hizo grande y perdimos el control. ¿Por qué pretendes romperme? ¿Por qué? Despiertame antes de irte y rompe las palabras que nunca dirás